GLUTEOPLASTIA

Es un procedimiento cuyo objetivo es aumentar el tamaño de los glúteos y darle una forma armónica. Existen dos técnicas para lograr dicho objetivo, una es la lipoinyección glútea y la otra es la colocación de implantes glúteos.

LIPOINYECCION GLUTEA

Consiste en inyectar la grasa proveniente de otras partes del cuerpo del mismo paciente que inicialmente seria extraída por liposucción, por lo tanto la indicación de esta técnica depende de los depósitos de grasa que tenga el paciente. También hay que tener en cuenta que el 40% de esta grasa se reabsorberá en los primeros 6 meses después de la cirugía, por lo que toca inyectar mas grasa previniendo esta perdida, siendo un volumen promedio de 300 a 800 cc según lo que requiera el paciente y la capacidad de llenado que tenga el glúteo. Es un procedimiento que logra un aspecto de la región glútea muy natural, siempre y cuando sea proporcional al resto del cuerpo.

 

El procedimiento se hace bajo anestesia regional o general y dura según la grasa que se extraiga y se desee inyectar, de 2 a 6 horas aproximadamente, es decir que el tiempo esta mas supeditado al de la liposucción, ya que en si la lipoinyeccion glútea tarda solo 30 minutos o menos. Igualmente el tiempo de incapacidad por lo general es de 1 a 2 semanas dado mas por la liposucción que por la lipoinyección glutea y no es necesario usar cojines especiales.

IMPLANTES GLUTEOS

Consiste en la colocación de implantes glúteos de silicona, los cuales puede ser de forma ovalada o redonda según la forma que se desee obtener y las características de la pelvis, siendo las redondas de elección si se quiere un aspecto femenino y las ovaladas para lograr un aspecto masculino y mas atlético.  Los implantes se introducen por una incisión de 5 cms ubicada entre los dos glúteos (interglutea) y pueden quedar por encima del musculo glúteo mayor (subfascial), debajo de este (submuscular) o entre sus fibras (intramuscular), se hace bajo anestesia regional o general y su duración es de 2 a 3 horas.

 

Su indicación es en pacientes que no cuenten con suficientes depósitos de grasa para su extracción, es decir pacientes muy delgadas o que en definitiva prefieran el uso de las prótesis por que no desean una liposucción.

El paciente debe llevar los 3 primeros días una dieta liquida para prevenir que este realice deposición y así no se corra el riesgo de contaminación de la herida con materia fecal, tratar de no sentarse por mucho tiempo y dormir boca abajo las 3 primeras semanas, el tiempo de incapacidad es de 4  a 6 semanas,  los puntos de sutura se retiran a las 3 semanas, no requiere de ningún cojin especial y se sugiere no realizar ejercicios que involucren los músculos glúteos 6 meses posteriores a la cirugía. Por ser los implantes glúteos un cuerpo extraño tienen el riesgo de rechazo o encapsulamiento y el dolor post quirúrgico es de mayor intensidad que el de la lipoinyección glútea. En la dos técnicas se ordenara analgésicos para el dolor, antibióticos para prevenir una infección y profilaxis antitrombotica para prevenir formación de coágulos en las piernas que generen una trombosis venosa profunda o que viajen por el torrente sanguíneo y vayan hasta los pulmones produciendo un tromboembolismo pulmonar, que es una de las complicaciones que se pueden dar, pero que siguiendo todas las medidas de prevención se tratara de disminuir el riesgo de su aparición, entre ellas la deambulación temprana y el uso de medias de compresión.

WhatsApp Agende su cita AQUÍ