Ritidectomía o Lifting facial

Los signos del envejecimiento como son la perdida de elasticidad de la piel, flacidez muscular por reducción del tono y disminución de la densidad ósea, sumados a la exposición solar, el estilo de vida, gesticulación repetitiva y el efecto de la gravedad llevan a la aparición de surcos y arrugas (ritidosis).

La cirugía consisten en un estiramiento de los dos tercios inferiores de la cara, al tensar los músculos y resecar el exceso de piel, a través de una incisión que se hace por delante de las orejas y se extiende por detrás de estas hacia el cuero cabelludo, quedando las cicatrices camufladas y logrando que desaparezcan los surcos nasogenianos y las líneas de marioneta, devolviéndole al rostro su tono y brillo. La extensión de las cicatrices dependerá de la cantidad de piel a resecar.

 

Se puede combinar con liposucción convencional o por ultrasonido, lo cual ofrece mayor firmeza, y con otros procedimientos como frontoplastia, blefaroplastia y cervicoplastia (recomendada en la mayoría de los casos), para lograr un rejuvenecimiento total. Se recomienda a partir de los 45 hasta los 70 años. Este procedimiento dura aproximadamente 3 horas y se hace bajo anestesia general. El paciente sale del quirófano con apósitos, vendajes y con un sistema de drenaje para evitar la acumulación de exudado y sangre. Requiere de 1 día de hospitalización. Tiene una incapacidad de 3 semanas.

ridectomia

El paciente no debe exponerse al sol, usar protector solar, gafas, analgésicos para el dolor, antibiótico profiláctico para prevenir infección y medidas antiinflamatorias locales (frio las primeras 48 horas y calor posteriormente). Los drenes se retiran a los 2 días, los puntos de sutura en cara a los 5 días y los del cuero cabelludo en 2 semanas.

 

WhatsApp Agende su cita AQUÍ